top of page
  • Foto del escritorTeresa Del Rosario

Llegó la crisis de lactancia de los 3 meses ¿Y ahora qué hago?


Por fin parece que la lactancia va bien, después de los rocosos inicios, las grietas, corregir mil y una vez el agarre, el pecho goteando cada segundo los primeros días...


¿Te suena? ¡Ya todo eso quedó atrás, por fin lo has encaminado!



Oh espera... de repente llegan los 3 meses y el bebé parece no querer el pecho, te tira del pezón, se enfada, hace tomas caóticas..... ¿Pero y esto ahora que es?


¡Bienvenida a la crisis de los 3 meses!


¿Pero qué es lo que ocurre?

Hasta ahora, tu cuerpo funcionaba produciendo siempre leche para cuando el bebé la necesitase, de esta forma, tenías el pecho "casi lleno" en cada toma. Pero es aproximadamente a los 3 meses cuando este sistema cambia y el cuerpo adapta la producción de leche a las necesidades del bebé. Digamos que el pecho pasa a ser fábrica en vez de almacén. Además, antes la leche salía practicamente nada más engancharse el bebé, y a partir del 3 mes, la leche tarda en torno a 2 mins en empezar a salir.


¿Puedo notarlo antes?

Efectivamente. Lo de los 3 meses es sólo una estimación de cuándo le ocurre a la mayoría de los bebés, pero el tuyo podría empezar a los 2,5 meses o a los 4 meses. Cada bebé es un mundo.


¿Cuáles son los síntomas?


En el bebé: se enfada con el pecho, te tira del pezón, se arquea, llora, mama poco tiempo, te pide muy seguido, rechaza nuevamente el pecho...


En la mamá: normalmente pasa a notarse el pecho blando y se produce esa falsa sensación de "me he quedado sin leche".


¿Cuánto dura?

Normalmente de 2 a 4 semanas que suele ser el tiempo que tarda el bebé en asumir el nuevo sistema de producción.


¿Y por la noche?

Por la noche las tomas suelen ser más tranquilas sin tanta protesta por parte del bebé. También influye el hecho de que no haya estímulos alrrededor que lo puedan distraer.


¿Y que hago?

¡Tener mucha paciencia! La crisis de los 3 meses requiere dosis infinitas de paciencia y respiraciones profundas. Aquí van unos consejos para sobrevivir a ella:


  • Respira hondo, como todas las crisis anteriores, esta también pasará.

  • Tomas en sitios tranquilos, sin mucho ruido o estímulos alrededor.

  • Prueba luces ténues, música relajante, ruido blanco...

  • Si está muy enfadado e irritable, prueba a darle el otro pecho a ver si consigues que se calme.

  • Si aún así no se calma, prueba a portearlo o un cambio de brazos que suele venir bien.

  • Evita darle suplementos de fórmula, ya que eso podría afectar a nuestra producción de leche.


Recuerda que para cualquier problema relacionado con la lactancia, te puedo ayudar con una CONSULTA online o presencial. Más información AQUÍ.










31 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page