• Teresa Del Rosario

¿Sabes qué es la maniobra de Hamilton? Te cuento todo lo que necesitas saber


Cuando llega la recta final del embarazo, las semanas se pasan muuuuy despacio. Entonces entras ¡por fin! a la tan ansiada semana 40 y tu bebé ahora no parece querer desalojar ese útero 5 estrellas con pensión completa que le llevas 9 meses ofreciendo.



LLegas a la consulta del ginecólogo o matrona y te ofrecen hacerte la maniobra de Hamilton para ver si así te pones de parto. ¿La maniobra de qué? ¿Esto tiene algo que ver con el piloto de fórmula 1? Te lo cuento todo en este post.


¿Qué es la maniobra de Hamilton?

Es un método de inducción del parto de forma MECÁNICA. Lo realiza el ginecólogo o la matrona y consiste en introducir los dedos en la vagina de la embarazada y alcanzar el cuello del útero(también llamado cervix). Una vez dentro, se realiza un movimiento circular para intentar despegar la bolsa amniótica en dónde está el bebé metido, del cérvix.


¿A partir de cuándo se realiza?

La maniobra de Hamilton se ofrece a partir de la semana 40 o 41.


¿Dónde se hace?

En la misma consulta, no requiere ingreso hospitalario ni monitorización contínua del bebé.


¿Me va a doler?

Sentirás la misma molestia que cuándo te hacen una exploración vaginal.


¿Qué riesgos conlleva?

Existe el riesgo de que se rompa la bolsa amniótica.

Riesgo de infección (como en toda exploración vaginal).

Sangrado. Suele aparecer un sangrado pequeño (menor que una regla) que no implica mayores complicaciones.


¿Qué porcentaje de éxito tiene?

Según una revisión Cochrane realizada en 2020, de 100 mujeres que se la hicieron, 7,2 se pusieron de parto tras una maniobra de Hamilton frente a 6 que lo hicieron sin hacérselo.


¿Me voy a poner de parto después de la maniobra?

Me encantaría darte una respuesta clara, pero no lo sé.

Cuanto más borrado y blando está el cervix, mejores probabilidades de desencadenar el parto.

Si no es tu primer bebé, las posibilidades son aún mayores.


¿Qué sentiré después de la maniobra?

Es normal sentir molestias en la zona de los ovarios y en la zona lumbar en las siguientes horas al Hamilton. Esas molestias pueden acabar convirtiéndose en las contracciones que te harán ponerte de parto.

Manchado marrón por la estimulación en el cervix que puede durar unos días.

Si la maniobra es efectiva, te pondrás de parto en las siguientes 24 o 48 horas.


¿Qué pasa si no ha tenido nada de efecto?

La maniobra se puede repetir a las 72 horas de nuevo.


Recuerda SIEMPRE que elegir hacerte la maniobra de Hamilton es una decisión personal de cada embarazada. Es importante estar informada de los riesgos y beneficios sobre esta técnica pero estás en tu derecho a rechazarla si no quieres hacértela. Tú eres la que decide sobre tu propio cuerpo y los profesionales sanitarios debemos respetarlo.








17 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo